Propuestas Progresistas

Gobierno de coalición, unidad y salvación nacional

Dolarización de la economía

Reinstitucionalización del Estado

Gasolina a través de CITGO

"La Gran Transformación"

Gobierno de coalición, unidad y salvación nacional

palacio-de-miraflores.jpg

El Gobierno de Coalición, Unidad y Salvación Nacional tiene como misión restablecer el Estado de Derecho, sacar a Venezuela de la bancarrota, recuperar el poder adquisitivo y concretar el cambio político y económico.

Se trata de una transición que permita superar la crisis estructural, destrancar el conflicto político y restablecer la democracia.  Es la solución a la crisis.

Un Gobierno de Coalición propone la integración de todos los sectores del país, como producto de un pacto de gobernabilidad nacional e internacional, con los representantes los partidos, los militares, las universidades, la iglesia y los movimientos gremiales.

Se persigue lograr una política que permita alcanzar el cambio de gobierno y mantenerlo en el ejercicio del mismo a través de la unidad superior, por medio de la unión de la nación con la participación de las FANB, con desempeño determinante e importante.

Petróleo por alimentos, medicinas y bienes esenciales

Este mecanismo permitiría a Venezuela a continuar vendiendo petróleo a los EEUU y otros mercados, bajo la condición de que los recursos sean utilizados exclusivamente para la compra de alimentos, medicinas y bienes esenciales. Está inspirado en el programa aplicado en Irak entre 1996 y 2003.

El Programa Petróleo por Alimentos, Medicinas y Bienes Esenciales, busca crear mecanismos que protejan a los sectores más vulnerables tras el declive de la crisis económica y humanitaria, al tiempo que se mantiene la presión internacional sobre el gobierno.

Supone una excepción humanitaria para Venezuela

Para lograrlo Estados Unidos debe aprobar una excepción humanitaria a la Orden Ejecutiva 13.850, que se usó como base de la inclusión de PDVSA en la lista de la OFAC en enero de 2019. Debe ser administrado por agencias internacionales tales como: la Organización de Naciones Unidas, UNICEF, la FAO y además contar con la asistencia en su implementación de organizaciones no gubernamentales como la Cruz Roja, reconocidas por su imparcialidad y neutralidad.

Aumenta y despolitiza la renta petrolera

La distribución de los alimentos, medicinas y otros bienes esenciales en el contexto de este programa se hará de forma totalmente despolitizada, sin permitir que ningún bando político lo utilice para su provecho, ni mucho menos para chantajear a los venezolanos como lo ha hecho el gobierno de Maduro. Permitiría restablecer el comercio con Estados Unidos y por lo tanto regresar al menos a la producción de 1.2 millones de barriles por día que teníamos antes de la adopción de sanciones petroleras, en vez de los 800 mil barriles por día que producimos hoy. Esta iniciativa debe ser llevada ante el Consejo de Seguridad de la ONU, para que esa instancia ordene al Secretario General, la participación del organismo en la implementación del programa.

Transparencia

El programa debe ser supervisado por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, la cual tendrá acceso a información completa sobre el destino de todos los recursos generados y utilizados por el programa.

Dolarización de la economía

“Ya no imprimiremos más dinero inorgánico” y que nadie lo ponga en duda. La dolarización de nuestra economía genera credibilidad, promueve de forma significativa la disciplina fiscal, fomenta el crédito productivo, reduce los incentivos a la corrupción e impide al gobierno mantener un tipo de cambio sobrevaluado.

  1. 100 USD de salario mínimo es posible. Estimaciones indican que se puede llevar a cabo la dolarización con un salario mínimo de US$75 mensuales, suplementado por US$25 dólares entregados mediante una tarjeta a la que hemos denominado Tarjeta Solidaria. Este salario sería una mejora significativa para los venezolanos.
  2. Imaginemos que cada venezolano reciba su sueldo en bolívares o en dólares, de acuerdo a su propia elección. Al mismo tiempo, la opción de acordar contratos denominados en la moneda que las partes consideren apropiada.
  3. La dolarización no implica la pérdida de nuestra soberanía o la desaparición del bolívar de nuestra economía. Creemos que nuestra moneda nacional puede convivir perfectamente con el dólar.
  4. Es la única estrategia que permite lograrlo sin necesidad de que el pueblo venezolano sufra aún más de lo que ha sufrido en los últimos años.

Reinstitucionalización del Estado

La reinstitucionalización del Estado Venezolano, es un proceso político que debe partir de un acuerdo de gobernabilidad, a través de la concertación con todos los sectores nacionales, donde se plantee como primer objetivo: la despartidización de las instituciones y la garantía de la división constitucional de los poderes públicos para lograr el funcionamiento de una verdadera democracia con elecciones libres y transparentes.

Privilegia la gobernabilidad

Este acuerdo de gobernabilidad tiene que buscar posibilitar las salidas constitucionales y democráticas, como parte del entendimiento nacional, para sobreponerse a la desesperanza y disminuir la creciente tensión social, generada por las crisis que abarca el colapso de los servicios públicos, el estancamiento económico y la hiperinflación. Es preciso y oportuno señalar que los poderes públicos y las instituciones en la ejecución de la reinstitucionalización deben estar exentas de toda intencionalidad subalterna de retaliación, persecución y venganza. Tiene que ser una acción política nacionalista que busque la eficiencia, la eficacia y las soluciones oportunas a los problemas.

Ajustado al estado de derecho

Todas las actuaciones deben ser civilistas y reguladas por el Estado de Derecho, accionando con las herramientas de la Gerencia Pública moderna e inspiradas en la reconciliación nacional y limitada por la Constitución Nacional. Ésta propuesta es formulada por la angustiosa preocupación de sacar al pueblo venezolano de la agudización de la crisis estructural. Es fundamental estar conscientes que la actual realidad política no le da cabida al radicalismo irracional, porque este no permite la concreción del cambio y al lograrlo se debe ejercer el poder alejado del extremismo. No hacerlo sería condenar dicho proceso al derrocamiento seguro y a la inestabilidad futura que nos pudiera llevar a un caos mayor.

Propuestas inmediatas

Un acuerdo humanitario permitiría evaluar el efecto demoledor de ciertas sanciones económicas sobre las oportunidades de vida de los venezolanos en materia de alimentación, salud y producción. A través de un acuerdo podría lograrse

Gasolina a través de CITGO

Citgo, tiene una producción de gasolina suficiente para solventar las necesidades que tiene Venezuela en este momento y se requiere un acuerdo político para que esto pueda materializarse. Desde Avanzada Progresista hemos respaldado una tregua por Venezuela, para enfrentar la coyuntura que ha generado la pandemia y atender la gente en sus necesidades básicas. El volumen de combustible que se genera en la empresa venezolana, puede resolver los problemas de movilización de la producción agrícola que se está perdiendo y que es requerida para cubrir parte de las necesidades de alimentos de la población.

Ayuda de 100$ a familias venezolanas

La Asamblea Nacional tiene a su disposición unos 12 mil millones de dólares, con los que puede entregar ayudas mensuales a familias que están en el exterior y también a las que viven en Venezuela.

Según el economista Francisco Rodríguez “Hay 1.1 millones de familias venezolanos que están fuera, en países en vías de desarrollo. Para ellos se ha planteado una transferencia de 100 dólares. Esto representa una inversión de 108 millones de dólares mensuales. Pero además, hay 200 mil familias que están en países desarrollados y para ellos planteamos una transferencia más alta, porque los gastos en esos países son más altos. La transferencia es de 500 dólares mensuales”.

El costo mensual de este programa es de 208 millones de dólares. Rodríguez resaltó que estos montos por familia son similares a las ayudas económicas que están dando los países a sus habitantes en condición de pobreza. “Perú está pagando 103 dólares como bono. Esta es una contribución para familias pobres. No está pensada para que vivan solo con eso ni a mantener altos niveles de calidad de vida”.

Plan de Gobierno "La Gran Transformación"

Compartir
Comparte este contenido
Scroll Up