Unen esfuerzos por la entrada del Programa Mundial de Alimentos para contribuir a superar la pandemia en Venezuela

Lea a continuación el pronunciamiento público:

Nosotros, venezolanos y venezolanas, de muy diversas tendencias políticas, culturales, y sociales, queremos una vez más expresar nuestra profunda preocupación por el impacto de la nueva fase de progresión de contagio del COVID-19 en Venezuela y sus efectos en una población que, en su gran mayoría, vive en condiciones precarias. Esta situación nos interpela definitivamente y alzamos unidos nuestras voces desde nuestra heterogeneidad, en un exhorto a las autoridades del Estado venezolano, y a todas las fuerzas políticas del país en general, para que permitan la entrada a nuestro país del Programa Mundial de Alimentos de la Organización de las Naciones Unidas (en adelante PMA), con todos los componentes de su abanico de ayudas.

La carencia en la que se halla sumida nuestra población, el hambre, el trabajo inestable, la precariedad del sistema de salud, la reducción drástica de las remesas, la falta de servicios como la electricidad, el agua, el gas doméstico y el transporte, así como la falta de combustible, implican que no será posible implementar medidas estrictas para prevenir el coronavirus en Venezuela, sin ofrecer opciones que posibiliten cumplirlas.

De acuerdo con el “2020 Global Report on Food Crises” del PMA, en Venezuela hoy 9,3 millones de personas, es decir, 32% de la población, requiere “acciones de urgencia” en el terreno alimentario.  Esta situación que describimos, más allá de su origen, evidencia que actualmente el Estado venezolano no tiene las capacidades ni recursos para gestionar las condiciones extremadamente adversas que padece la población y protegerla de los estragos de la pandemia, situación que se ha visto agravada por las sanciones internacionales en su contra. La ayuda internacional humanitaria recibida, que sin duda representa un aporte fundamental, resulta limitada para abordar la magnitud de las urgencias y necesidades que constatamos entre nuestra población. Por ello:

1) Nos unimos a la petición de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien exhortó al Gobierno venezolano a facilitar el acceso del PMA, garantizando la protección de todos los trabajadores humanitarios. Es urgente que el gobierno reconozca la severidad y extensión del padecimiento de la población y, por lo tanto, la necesidad de más asistencia internacional que se exprese en la aprobación y el acceso al país del PMA en  todas sus capacidades y componentes de ayuda. Este programa articularía, en acción conjunta con las diferentes instancias del Estado (incluyendo el reciente espacio creado entre el Ministerio del Poder Popular para la Salud y el Equipo Asesor para la Salud de la Asamblea Nacional), actores de la cooperación internacional y organizaciones sociales, los ensamblajes de producción y distribución de alimentos, transferencia de recursos; en fin, la infraestructura, las capacidades logísticas y la escala de la ayuda necesaria para aliviar el estado de necesidad de la gente, en especial de los grupos más vulnerables afectados por la pandemia: pueblos indígenas, mujeres, niños, niñas y adolescentes, adultos mayores, entre otros.

2) Insistimos nuevamente en la urgencia de acuerdos políticos, institucionales y humanitarios que permitan, a través de la colaboración y apoyo de organismos internacionales —y con garantías de gestión conjunta y transparente—, el acceso a los fondos bloqueados o retenidos que facilitarían la gestión de la crisis sanitaria, económica y social. En ese sentido, reiteramos que la única salida para superar las grandes dificultades que atravesamos reside en la construcción de acuerdos amplios y plurales entre los venezolanos.

3) Asimismo, exigimos la máxima protección al personal de salud que día a día lidia contra la pandemia, en forma de condiciones de trabajo, suministros y equipos. El ámbito sanitario y del cuidado interpersonal es otro de los verdaderos frentes de lucha contra la enfermedad. Además del número de funcionarios de seguridad que se ha desplegado para reforzar la cuarentena -que deben estar subordinados a la conducción técnica-sanitaria enmarcada en el respeto a los Derechos Humanos-, necesitamos más profesionales de la salud que estén amparados. Requerimos adicionalmente la cooperación de todos los sectores sociales y educativos para elaborar y difundir los mensajes pedagógicos necesarios para aprender e incorporar en nuestros hábitos diarios las recomendaciones sanitarias básicas para protegernos del virus. Hemos aprendido de otros países que la pandemia, y la cuarentena que se le asocia, se extenderá en el corto y mediano plazo por los cíclicos rebrotes de los contagios.

4) Por último, es imperativo que cese de inmediato la estigmatización de quienes retornan a Venezuela, enfrentando todo tipo de riesgos y penurias, tal y como lo ha registrado la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Se estima que son cerca de 100.000 personas, y podrían sumarse muchas más, que regresan porque también en los países de acogida su sustento diario está comprometido por las medidas de respuesta a la COVID-19. Instamos al Estado venezolano a reabrir las fronteras de manera amplia a los venezolanos y residentes que regresan al territorio nacional, en el ejercicio de sus derechos en el marco de la Constitución de 1999, cumpliendo con los protocolos y controles sanitarios necesarios para proteger su salud y prevenir el contagio. Son nuestros hermanos y hermanas y deben ser acogidos nuevamente en Venezuela, respetando sus derechos y protegiendo su salud e integridad física.

Millones de personas hoy sufren los impactos de la emergencia humanitaria en Venezuela, agravados por la pandemia del COVID-19. Aunque, muy a nuestro pesar, las vías negociadas han encontrado enormes obstáculos en nuestro país, el abordaje conjunto de la pandemia sigue siendo una posibilidad para generar confianza en un horizonte que clama por la necesidad de acuerdos políticos para dirimir conflictos y atender las principales necesidades de la población.

www.unir-esfuerzos-venezuela.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir
Comparte este contenido
Scroll Up